Estructura de la Cooperativa

Nuestra cooperativa, posee cuatro estructuras o columnas vertebrales. Tres de ellas son clásicas a cualquier empresa, pero en nuestro acaso, adaptadas a nuestra idiosincrasia laboral. La cuarta es innovación cualitativa permanente y solo es factible su funcionamiento en una cooperativa de trabajo, de carácter mediano o grande.

  • Estructura central
  • Estructura venta o promoción
  • Estructura administrativa
  • Estructura Actualización, Investigación y Desarrollo (A+I+D)

 

estructura formato vertical

Estructura central o técnica o producción

Esta es la estructura principal de nuestra cooperativa. Y tiene que ver con la DISTRIBUCION DEL TRABAJO, dentro de ella.

La misma se encuentra departamentalizada, es decir que a partir de ella, se agrupan los distintos profesionales, que se van sumando, conforme sus respectivas especialidades o idoneidades.

Estos departamentos, a su vez, se dividen en distintas secciones de trabajo. No significa esto, que cada profesional trabaje en forma aislada del resto. Al contrario de lo que sucede en otros formatos de empresas, donde impera el individualismo y la actitud egoísta, en la nuestra, se cultiva el trabajar en forma solidaria, es decir que las secciones o departamentos intercambian sus conocimientos y trabajos, para ofrecer un mejor servicio al cliente. Ello es así, no por casualidad, tiene su fundamento y es que en nuestra cooperativa no existe la relación de dependencia (subordinación jurídica, técnica y económica) y por lo tanto nuestros integrantes lejos de estar compitiendo entre ellos, por el favor de una patronal o el premio de un mejor salario, tratan de generar sinergia colectiva, para brindar mejores servicios o productos en calidad y cantidad a nuestros clientes. He allí, un perfil que solo puede brindar la cooperativa, dado que aquí somos todos socios y/o dueños, debidamente organizados.

A continuación se detallan algunas de las secciones para que te formes una idea, ellas son:

– Ingeniería en Software

– Hardware e insumos

– Redes y Conectividad

– Sitios Web y Aplicaciones Móviles

– Software Libre

– Diseño Gráfico o Comunicación visual y medios impresos.

– Consultoría.

– Derecho Informático.

– Capacitación.

 

Estructura Venta o Promoción

Esta es la estructura, que hace movilizar y dar movimiento o trabajo, a la estructura principal.

El formato de esta estructura es diferente a la de una empresa de capital, donde existe la relación de dependencia, dado que en la nuestra, no solo se utilizan similares técnicas, sino que se agrega de forma exponencial, el hecho de que cada socio, también es un vendedor, dado que es “dueño” (socio – copropietario) de la empresa. Si nuestra cooperativa, tiene 100 integrantes, por lo tanto tendrá 100 potenciales vendedores, si tiene 150 integrantes, serán 150 potenciales vendedores.

Esta situación los clientes de una cooperativa, la conocen muy bien, y saben que nuestros productos y servicios, son más económicos, dado que las cooperativas de trabajo siempre cuentan con una extraordinaria fuerza de venta, muy difícil de igualar, dado que, además de los vendedores clásicos, también son vendedores sus propios integrantes, y no necesitan trasladar mayores costos de ventas a la estructura, y a su vez, también son responsables y/o garantes, de la calidad de la misma. Esto es algo, que los clientes aprecian y mucho.

 

Estructura administrativa

Esta estructura, es común a cualquier empresa, con la diferencia que en nuestro caso, tiene mayor transparencia y claridad. Es una estructura que tiene relación con la DISTRIBUCION DE LOS INGRESOS (“ganancias”) y HORARIOS DE TRABAJO (carga horaria y dedicación)

En una empresa de capital, ningún empleado sabe o conoce, cuales son los niveles de facturación, ganancias, inversión, gastos, etc., de la empresa donde dedica ocho horas diarias de labor o gran parte de su vida, medida en años o décadas. Solo recibe un salario y no tiene derecho a realizar más preguntas.

En cambio en la nuestra, obligatoriamente por ley y estatutos, todos los años deben realizarse Memorias y Balances, donde cada uno de los socios, tiene derecho a solicitar la información económica, social y cultural de la cooperativa. Más aun, si es su deseo, a través del método democrático y participativo “real” y no simplemente “figurativo”, puede participar, en la conducción y administración de la empresa. Algo que no sucede en otros formatos jurídicos.

Esta diferencia, es la que hace que los clientes, se acerquen a las cooperativas, toda vez, que saben que siempre existirá un Justo Precio, en la venta de servicios y productos, como así también una administración transparente.

Estructura A+I+D. Motor nuclear universitario

Esta es la estructura de Actualización, Investigación y Desarrollo (A+I+D). Es una estructura no tradicional, dado que el único formato empresarial donde se puede generar, es en las cooperativas de trabajo medianas o grandes.

La misma no solo esta vinculada a la calidad profesional de nuestros integrantes, en la búsqueda de la excelencia universitaria, sino también con la mejoría continua o permanente de los servicios y productos, que la cooperativa ofrece a clientes y a la sociedad en general. La denominación de “motor nuclear universitario”, no es casualidad y tiene su explicación. Una de ellas, es que “irradia energía positiva y benéfica” al resto de la sociedad, donde la cooperativa se encuentre.

 

Esta estructura no solo es innovación genuina, sino que es muy valorada por la clientela de una cooperativa de tamaño mediano o grande, dado que podrá concurrir a solicitar información y asesoramiento de vanguardia, que muchas veces el mercado tradicional, no acostumbra a brindar, al no poder poseer esta estructura, que solo es concebible, dentro de los formatos cooperativos.