PROYECTO ORION

  1. Categorización y nombre
  2. Idea madre y resumen
  3. Factores cuantitativos y cualitativos
  4. Mercado de trabajo (interno y externo)
  5. Costos
  6. Formación de recursos humanos
  7. Salarios
  8. Facturación del mercado. Exportaciones
  9. Potencial población beneficiada con el proyecto Orión
  10. Objetivos y beneficios del proyecto
  11. Fuentes de financiamiento del proyecto
  12. Plazo de ejecución del proyecto.

 

  1. Categorización y nombre

1.1 Categoría de proyecto. Este proyecto, que hoy presenta Coprinf, es un proyecto conforme normativas estatutarias y reglamentarias, de nuestra cooperativa y que pertenece a la categoría de “Proyectos Comunes” . Dicho proyecto emana y/o surge de las inquietudes de tres grupos cooperativos, a saber, Coprinf Ltda., Hammurabi y Coproce.

 

En ese sentido, cabe invitar a la formación o materialización de este proyecto, principalmente a las cooperativas de informática, sean o no de la federación FACTTIC de la cual también formamos parte, sino también extenderlas al resto de la comunidad, integrada por mas de 80.000 integrantes en cuanto a recursos humanos se refiere.

 

Es importante para este proyecto y a tal efecto, que los mismos se agrupen principalmente bajo el formato cooperativo y/o empresas pymes capitalistas.

 

1.2 Nombre. El proyecto Orión, toma su nombre, de la constelación respectiva y a propuesta del grupo cooperativo Hammurabi, el cual considero que semejante proyecto, tendría que tener un nombre “místico”, atento el gran esfuerzo a realizar, el cual debe complementarse con una gran esperanza, no solo en los futuros integrantes, sino en la dinámica misma del país. Ello es así, dado que no se trata de un proyecto pequeño o mediano, sino de un gran proyecto, con alcances municipales, provinciales, nacionales e internacionales, el cual se complementa a las políticas de Estado, llevadas adelante por la republica Argentina y más allá de los colores políticos de cada gobierno.

 

1.3 Soberanía informática. Se trata de un proyecto mediante el cual, se podrá asegurar para nuestro país, una especial y/o aceptable proporción de la soberanía informática o al menos participar en dicho segmento económico, social y cultural, con un alto grado de inclusión, independencia y desarrollo intelectual, teniendo en cuenta no solo al siglo XXI, sino también a las generaciones futuras, recordando puntualmente que la republica Argentina, ha sido o ha estado entre los países del mundo, como pioneros, en una gran cantidad de ciencias e innovaciones.

 

Constituye por lo tanto, este proyecto Orión, un gran desafió y como profesionales universitarios, lo aceptamos en el nombre de las ciencias y las convicciones cooperativistas.

 

 

  1. Idea madre y resumen

 

2.1 La red informática.

 

La idea básica del proyecto, es generar una red de cooperativas a nivel nacional, cuyo modelo básico es similar al de las cooperativas que conforman este proyecto, es decir figura jurídica cooperativa, estructura de diseño interno, Departamental con cuatro estructuras básicas. Dicha estructura y la forma de generar las mismas, se encuentran en el sitio web www.ctpu.com.ar invitamos a visitar el mismo e interiorizarse de dichos conceptos y nociones.

red-argentina

2.2 Nodos.

 

Si bien la red, estaría constituida, en sus nodos, principalmente o hegemónicamente por cooperativas de trabajo de nivel universitario (ctpu), también se invita a través de este proyecto a las pymes capitalistas, a conformar la red, en base a los principios y valores del cooperativismo.

 

2.3 Espacio territorial.

 

El espacio territorial de la red, se lo tratara de generar, en las principales ciudades del país, es decir aquellas que tienen mas de cien mil habitantes. Lo cual no significa que sea excluyente, dado que se establece en nuestro proyecto generar inclusión laboral incluso a aquellos profesionales informáticos, que residan en pueblos alejados de las grandes urbes, por lo tanto el proyecto Orión es de claro signo nacional e integrador, desde la ciudad mas grande hasta el poblado más pequeño.

 

A tal efecto y para una primer consideración, se pretende generar cooperativas de trabajo en informática, conforme la forma y estructuras, que se ejemplifican en el sitio web de CTPU, los lugares que tendrían prioridad, serian un listado de poco mas de cincuenta (50) ciudades, de Argentina, a tal efecto, invitamos a los interesados en ver dicho listado, ubicado en otros de los proyectos en los cuales estamos trabajando en forma conjunta, es decir la Red Casa, invitamos a visitar el sitio web www.redescasa.com.ar y ver el listado de ciudades.

 

Cabe reiterar, no significa, que sean lugares prioritarios o exclusivos, pero si son lugares u objetivos estratégicos a desarrollar y consolidar, por las mismas razones, que hacen a la fortaleza de las redes

 

2.4 Pymes capitalista y materia prima.

 

Entendemos, que conformar dicha red de cooperativas informáticas, (incluida pymes capitalistas) permitirá tener una gran empresa de carácter nacional, que cubra en parte las necesidades nacionales como así también, explorar la capacidad de exportación de software, atento ser un mercado en continuo crecimiento. Un mercado, donde el capital prioritario o materia prima, a invertir, es el “intelecto argentino”.

 

 

  1. Factores cuantitativos y cualitativos.

 

3.1 Integrantes mínimo.

 

La red, la cual se organizaría como cooperativa de segundo grado y específicamente con respeto al proyecto en si, estaría constituida “minimamente” por 50 cooperativas medianas o grandes (es decir un promedio de 80/100 integrantes), lo cual significaría una estructura de trabajo de unas 5.000 personas. Lo cual no es gran cosa, atendiendo a que el mercado laboral informático, ha estado en constante crecimiento y ya ha superado las 80.000 personas que se desempeñan, en este área del conocimiento.

 

Ahora bien, entendemos que no existe en la actualidad una empresa cooperativa, que incluya estructuras de trabajo, de aproximadamente 5.000 personas promedio al año 2014, es de allí, que si se propicia la formación de cooperativas de trabajo autosustentables, ese objetivo se puede lograr.

 

3.4 Condiciones o escenarios.

 

Al respecto cabe señalar también, que no se trata de un proyecto, que emana de simples deseos basados en imaginaciones varias, todo lo contrario, surge del análisis dialéctico de las distintas fuerzas que componen el mercado y las dinámicas contradictorias que algunas de ellas plantean.

 

En este análisis, es factor primordial tener en cuenta, que los profesionales universitarios, mas comprometidos en el desarrollo del sector (Ingenieros y licenciados en informática o sistemas), perciben salarios insignificantes con respecto a las ganancias que generan a las patronales del sector.

 

La actual presidenta de Argentina (2014) ha reiterado en distintas ocasiones, que dicho sector produce “alto valor agregado”, basado obviamente en recursos humanos, con “alta capacitación”, también ha señalado e incluso promovido en distintas áreas el factor de autogestión empresaria, como ha sido el caso de las importantísimas inversiones, que dicho gobierno genero en materia de cooperativismo, para poder solucionar desde la política, tomada como instrumento ordenador sistémico, lo que el sistema capitalista colapsado NO PODIA NI PUEDE SOLUCIONAR.

 

3.5 Sistema de mercado y salarios. Necesidades y aspiraciones

 

Es de allí, que en dicha dinámica social, nuestro proyecto, toma la realidad expansiva de dicho mercado, como factor positivo, verificamos su antitesis negativa, es decir bajos promedios salariales aunados a altas precarizaciones o inestabilidad laboral, las cuales se sustentan muchas veces, no solo en cuestiones comerciales, sino en actitudes de “descarte” o “exclusión” de profesionales en función de la edad o constitución de familia.

 

El sistema de mercado informático, prefiere a los recursos humanos del sector, en su segmento de; a) jóvenes menores a 30 años b) Solteros c) con ambiciones personales, solamente basadas en la sociedad del consumo (autos, vestimentas, fiestas, y demás cuestiones secundarias).

 

Desde nuestra postura, y desde el proyecto Orión, entendemos que es necesario canalizar las necesidades y aspiraciones de los recursos humanos, basadas en paradigmas eternos e históricos, como ser;

 

  1. a) La construcción de una familia

 

  1. b) La aspiración a un trabajo estable y sustentable.

 

  1. c) La adquisición de una vivienda digna, conforme el “nivel de alta capacitación adquirido” a partir del esfuerzo de haber culminado una carrera universitaria

 

  1. d) La aspiración de poder educar a los hijos de dichos profesionales, en categoría superiores a las de los propios padres y sobre todo aspirar a que

 

  1. e) La salud tanto biológica, mental y social de cada uno de ellos pueda estar en armonía, tanto en su trabajo, en su ambiente familiar y social y no que se generen fricciones permanentes como lo plantea el actual sistema empresarial, el cual genera fricciones indeseables, para la mayoría de los profesionales del sector.

 

Ante dicho escenario elegimos promover el BIEN – ESTAR y el desarrollo de cada profesional, antes que la entrega de nuestra fuerza de trabajo, a quienes no tienen en cuenta, la visión humanista en cuanto a necesidades y aspiraciones de su fuerza de trabajo. Es de allí, y tal cual se promociona desde las alturas del poder, (desde la presidenta hasta simples funcionarios) elegimos la vía digna y razonable del cooperativismo o autogestión, basado en el riesgo empresario, pero también en la esperanza de ingresos y trabajos satisfactorios, contribuyendo también con nuestra comunidad, en función de los principios del cooperativismo.

 

3.6 Riesgo empresario. Somos absolutamente concientes, de que nadie nos garantiza los salarios de la relación de dependencia, nadie nos regalara oportunidades, nadie podrá satisfacer las necesidades y aspiraciones, salvo nosotros mismos y a partir de nuestro esfuerzo propio y ayuda mutua.

 

¿Existen riesgos?, ¿Existen inseguridades laborales?, ¿Existen probables errores?, sin duda alguna que las respuestas son positivas, pero también existen la posibilidad y oportunidad en la vida, de un pleno desarrollo, de un salto cualitativo en nuestras vidas, de un tiempo destinado a generar proyectos y satisfacciones y no la de andar la mayoría de las horas del día, protestando por un salario que no satisface.

 

Por eso es que asumimos y aceptamos el riesgo empresario, tenemos la mejor de las fortalezas para dichas adversidades que se vayan presentando y es la capacidad científica, en la cual fuimos preparados y las convicciones que no son la de comprar un auto o andar bien vestidos, tan solo, sino convicciones eternas e históricas, que tienen articulación al desarrollo pleno del ser humano.

 

Conforme lo expresado, este proyecto Orión, no es una cuestión de “simples deseos”, sino que surge en el contexto de condiciones objetivas y subjetivas, que plantea y seguirá planteando el mismo sistema, donde en nuestro caso, somos la expresión de una respuesta, que la propia dinámica del sistema genera, por la naturaleza social y pensante del ser humano. No se trata lamentablemente de una respuesta sistémica general, sino la de todos aquellos, como es nuestro caso, que aplican racionalidad científica, al análisis y prognosis de la dinámica de la realidad social.

 

 

 

  1. Mercado de Trabajo (Interno y Externo)

 

El mercado de trabajo informático, ha estado evolucionando favorablemente en estos últimos años, tanto en lo que respecta al mercado interno como externo. A tal efecto se puede consultar con la información de OPSSI (CESSI) Observatorio Permanente de la Industria del Software y Servicios Informáticos de la republica Argentina. (Ver informe vía Internet). Cabe señalar con respecto al mercado externo y los ingresos provenientes del mismo, que el desarrollo del Software ocupo un 53,4% de dicho nicho. (1º semestre del 2013)

 

 

 

  1. Costos.

 

La mayor inversión en términos de costos del sector, ha sido el tema de los recursos humanos, con un 64% (básicamente salarios), con lo cual podemos observar, analizar y concluir, que el proyecto cooperativo es mas que viable, toda vez que en el modelo cooperativo no existen patrones ni empleados, y es donde la autogestión y la coordinación dan lugar al salto cualitativo, en el formato de trabajo.

 

 

 

  1. Formación de Recursos Humanos.

 

Conforme el informe citado se destacan en la participación del sector, recursos con formación Universitaria en un tres cuartas (¾ ) partes del mismo ocupando entre ellos los licenciados en sistemas un 20% y un 32% los ingenieros en sistemas.

 

Cualquiera de las formaciones de estos recursos humanos tiene cabida en la cooperativa coprinf y obviamente que también dentro del proyecto Orión.

 

 

  1. Salarios.

 

7.1 Actualidad.

 

El ingreso que perciben los integrantes de este sector, suelen oscilar en promedio al común de la gente de otros sectores de la masa salarial de la republica Argentina, es decir un piso teórico de 1.000 dólares y un techo teórico de 3.000 dólares para personal jerarquizado, algunos mas y algunos menos.

 

Obviamente que la mayoría de la masa salarial del sector, esta mas cerca “del piso” o “debajo de este” y una exquisita minoría es la que “observa” desde el techo.

 

Entendemos que el trabajo en forma cooperativa, puede generar saltos sustanciales en los ingresos de los integrantes cooperativistas, dependiendo todo ello, de la participación que se logre como empresa, tanto a nivel de mercado interno como externo.

 

  • ¿Potencial futuro?.

 

Desde el punto de vista cooperativista y en el tamaño de empresas que diseñamos, entendemos que el “techo teórico” de las empresas en formato de capital, tendría que ser el “piso teórico” de los cooperativistas, atento la naturaleza laboral de la cooperativa. Y en cuanto al “techo”, sencillamente no lo tenemos, solo lo determinara, nuestro posicionamiento en el mercado. Conforme se podrá leer, en el apartado siguiente.

 

 

 

  1. Facturación del mercado. Exportaciones.

 

  • Facturación.

 

La venta de las empresas argentinas desarrolladoras de Software, y de la informática en general, han estado creciendo sostenidamente, desde el año 2003, cabe señalar que a fines del 2013, se calcula que se llego a los $13.000 millones de pesos (un poco mas de 2.500 millones de dólares) y en cuanto a las exportaciones se considero que alcanzaron unos 900 millones de dólares promedio.

 

Se considera por parte de autoridades argentinas, conforme lo expreso la ministra Débora Giorgi y entidades del sector informático, que Argentina para el año 2020 estarían en promedio en los 7.500 millones de dólares de facturación y en las exportaciones unos 3.000 millones de dólares.

 

  • Objetivo económico.

 

Dentro de este esquema que las empresas cooperativas, que adhieran al proyecto Orión, aspiren a obtener tan solo un humilde 5% de la facturación de esos 7500 millones de dólares estaríamos hablando de unos 400 millones de dólares anuales.

 

Dicha aspiración, no es alejada de la realidad, ni es un planteo de extraterrestres, sino que es potencialmente una “alta probabilidad”, producto de análisis matemáticos, solo es cuestión de trabajar científicamente en ello.

 

Conforme se conoce, por parte de los cooperativistas, debe destinarse de dichos fondos un porcentaje, para el desarrollo de educación cooperativa, o sea un 5% (ley 20.337 art. 42) o sea unos 20 millones de dólares anuales, lo cual redundaría en un gran crecimiento del movimiento cooperativo a nivel nacional, y al crecer, se estaría dejando atrás toda la política de subsidios que el gobierno nacional ha estado implementando, para el desarrollo de algunas cooperativas.

 

Es decir estaríamos en plena etapa de autosustentabilidad, consolidación y expansión.

 

 

Cabe señalar, conforme lo manifestó, tanto la presidenta de la nación, Cristina Fernández de Kirchner, en varias ocasiones y la ministra Débora Giorgi, en su informe, quien aseguró lo siguiente;

 

Argentina es líder en Latinoamérica en software y a nivel mundial recibimos el reconocimiento por la creatividad y la calidad de nuestros recursos humanos”. Como señalan los abogados, a confesión de parte, relevo de prueba. Y mas aun, si son de altas autoridades de la nación.

 

Conforme la cita efectuada, el tema no es menor y las empresas cooperativas agrupadas en red a través del proyecto Orión, consideramos que deberán tener un papel protagónico y destacable en el mundo de dichas empresas.

 

  • Cantidad de empresas.

 

Es la misma ministra quien informo que en el sector existen cerca de 4 mil empresas, donde el 98% de ellas son de capitales nacionales. Y donde más del 50% son micro-empresas, pues bien, se trata entre otros parámetros de hacer de las “microempresas” una red cooperativa, para generar el proyecto Orión.

 

No se trata de generar una red con el 50% de las “micro”, o sea unas 2.000 empresas, sino de un promedio de 50 a 80 o 100 empresas, pero con las estructuras promedio, que se pueden observar en el sitio web de las CTPU (cooperativas de trabajo de profesionales universitarios – www.ctpu.com.ar ), remitimos al lector a dicho sitio web y especialmente al análisis evolutivo de las estructuras.

 

 

 

 

  1. Potencial población beneficiada con el proyecto Orión

 

En primer lugar, obviamente serán los integrantes de las distintas cooperativas, que al trabajar en ese formato de gran sinergia laboral, verán incrementadas sus posibilidades y desarrollo personal además de los ingresos económicos.

 

Que una red de un promedio de 50 cooperativas medianas o grandes, llegue en hipótesis a facturar unos 400 millones de dólares anuales, no es un tema menor.

 

Como no lo será tampoco, el ingreso que pueda corresponder a los asociados mas comprometidos con el proyecto, dado que cabe recordar, que desde nuestra óptica, la rentabilidad no esta en el capital aportado, sino en el TRABAJO APORTADO (art. 42 ley 20.337), y dicho sea de paso, en el ambiente informático, el principal capital, no esta en el valor moneda, sino en la intangibilidad de nuestra creatividad y nuestra capacidad profesional o intelectual de realizar combinatorias.

 

Que el proyecto llegue a ser exitoso, no solo tendrá repercusión positiva en el gremio informático, sino también en todo el ámbito de los profesionales universitarios, que como ya conocemos, llega a un promedio de 1.200.000 graduados en Argentina. En ese caso, el proyecto tendría un repercusión positiva en todos ellos, al producirse un “efecto contagio”.

 

 

 

 

  1. Objetivos y Beneficios del proyecto.

 

Entendemos que los beneficios del proyecto, son muchos, pero como siempre hacemos desde la mirada cooperativa, lo resumimos en tres aspectos esenciales.

 

  1. Económicos: Sin duda, que la posibilidad de ingresos, a través de este proyecto, constituye toda una gran oportunidad. No podemos fijar con precisión los ingresos per capitas o personales de cada integrante, dado que aquí no se trata de una empresa capitalista, sino cooperativa.

 

Si podemos señalar, que los ingresos se distribuirán conforme el trabajo aportado y la oportunidad conseguida, lo cual no es un tema menor y entendemos que sobrepasara en lo cuantitativo al promedio general que están obteniendo los asalariados del sector.

 

Obviamente, que habrá que saber asumir el riesgo empresario y ser eficaz competitivamente.

 

 

  1. No cabe la menor duda, que los beneficios sociales, van más allá de una cobertura social o previsional, es decir, que no nos referimos a ellos en cuanto a “social”, lo cual obviamente incluimos, sino que nos referimos a otros aspectos como reconocimiento, trascendencias y aportes genuinos y estratégicos al quehacer de nuestro país. Lo cual muchas veces no sucede cuando se es empleado de una multinacional.

 

 

  1. Entendemos que los beneficios culturales o intelectuales, no serán tan solo la oportunidad de pertenecer a una red de empresa de tamaño grande, dado que esa será tan solo “una parte” de los beneficios culturales.

 

Consideramos que la parte más importante de los beneficios intelectuales y de la expansión de la empresa, estará en poner en marcha la estructura que denominamos A+I+D o también “motor nuclear universitario”, ello es así, porque dicha estructura o motor, solo puede tener cabida, dentro de una empresa cooperativa, según las estructuras que se diseñan en el sitio web ya indicado.

 

Al ponerse en funcionamiento dicha estructura o tink tank de contenidos informáticos, consideramos que la “explosión” o “irradiación de energía intelectual”, será fenomenal.

 

Cabe destacar al respecto, que si logramos el objetivo de los 5.000 integrantes promedio, reproduciríamos el esquema de la participación en la realidad del mercado donde la mayoría de los integrantes ¾ del total serian profesionales universitarios, lo cual lograría una sinergia muy productiva y de muy alto valor agregado.

 

 

 

  1. Fuentes de financiamiento del proyecto

 

No es necesaria una gran fuente de financiamiento, dado que toda cooperativa en informática, trabaja con escaso capital material, lo mas importante son los recursos humanos, y en este sentido, el capital mas importante a aportar, ya lo tiene el asociado que ha sido capacitado, dado que es la doctrina y conciencia cooperativista en cada uno de sus miembros.

 

En cuanto al capital dinero, el mismo se puede conseguir ya sea a través de subsidios estatales, aportes del sector privado, que deseen ser socios estratégicos, subordinados a la empresa cooperativa y NO AL REVES, asumiendo ellos también el riesgo empresario.

 

 

 

  1. Plazo de ejecución del proyecto.

 

NO TENEMOS PLAZO, solo sabemos que ya estamos en marcha.

 

El Destino, la cooperación, la cultura de los integrantes y demás elementos que vayan concurriendo, irán marcando las pautas para poder señalar la mayor o menor consolidación, ello es así, dado que no es un proyecto capitalista que solo espera obtener resultados concretos en tiempo y forma inmediata.

 

Lo nuestro es un proyecto cooperativo, imbuido de principios y valores, un proyecto de hombres y mujeres libres, que no subordinamos nuestra fuerza de trabajo, al pago de un salario, que bien sabemos no cubre nuestras expectativas de vida, ni mucho menos aun, nuestras necesidades y aspiraciones.

 

Es por ello, que los que integramos el proyecto Orión, consideramos que es un desafió y una oportunidad de la vida, por eso lo asumimos y lo impulsamos.

 

Es en este resumen y en el marco de lo aquí manifestado, es que los invitamos a adherir al mismo, cualquiera sea el pueblo o ciudad donde funcione el emprendimiento cooperativo, o si es que trabajas como independiente o si trabajas en relación de dependencia, y quieres participar en forma anexa o subsidiaria a este proyecto, o si eres una pyme o micropyme capitalista, que ve en este proyecto tu posibilidad de expansión o consolidación, junto a los esquemas cooperativos.

 

Somos pluralistas, somos democráticos, somos transparentes, somos trabajadores basados en el esfuerzo propio y la ayuda mutua, somos una opción laboral, somos innovación y ciencia de alto nivel, somos una oportunidad histórica.

 

En fin, quedan invitados tanto personas físicas como jurídicas (cooperativas y pymes). Entre ellos muy especialmente a los Ingenieros en sistemas, Licenciados en sistemas, licenciados en comunicación visual o diseño grafico, Ingenierías o terciarios afines, secundarios con títulos afines a la informática, técnicos en computadoras, y toda persona con títulos secundarios, de pregrado o grado, con conocimientos afines a la industria del software y afines.